De las cenizas.

Posted by admin - 01/11/09 at 09:11 am

De las cenizas.
Las máximas de su padre le mordisqueaban las orejas y lo molestaban como
cansados villancicos.
“No hay miel sin hiel. Sin agallas, no hay gloria. Sin riesgo no hay
recompensa. Tienes que pagar para jugar. Nunca sabrás hasta que lo
intentes”.
Así sucesivamente.

Se sentó, aturdido, en un semi-trance, medio en estado de coma, medio
adormecido, con matices de remordimiento y decepción marcados por un aumento
ocasional de ansiedad.
No podía creer que habían pasado casi cinco años desde la muerte de su papá.
Parecía que fue ayer cuando se reunían en el porche trasero para celebrar
las victorias, llorar las derrotas y reírse de ambas.
Papá siempre tenía la frase perfecta, la motivación estricta, la voz de la
sabiduría que trascendía la molestia del hombre sobre la conducta
imperturbable que sonreía sin importar si ganara o perdiera, si lloviera o
saliera el sol, si fuera de día o de noche.
_”Voy a tener que hacer frente a esto solo”,_ pensó, golpeado por una mezcla
de terror y tristeza.
Como si supiera cómo.

Una parálisis familiar se apoderó de él como una sombra de movimientos
lentos, sin ser vista, añadiendo oscuridad en pequeñas etapas imperceptibles
hasta que bloqueó toda la luz, manteniéndolo atado a su historia, preso de
sus dudas.
Sus ojos se cerraban, las manos caían desmayadas, el cuello se alargaba
hacia adelante, apático y pesado.

“NO ES MÁS QUE MIEDO”_, gritó la voz en su cabeza._”NO ES REAL”,
continuaba, _”nunca lo fue, nunca lo será, lo sabes bien”._
El hombre se despertó sobresaltado y dejó aflorar una sonrisa reprimida.
“Sí, papá” , pensó,  “Lo recuerdo. No hay nada que temer, salvo al mismo
miedo. Es más fácil decirlo que hacerlo, especialmente cuando has pasado más
de una vez por lo que yo”.
Sin embargo, la sonrisa permaneció mucho tiempo, ahuyentando la confusión.

“Es curioso cómo funciona el miedo”_, reflexionó el hombre, utilizando los
recuerdos._”Nos inmoviliza causando inacción, niega lecciones poderosas,
congela nuestra creatividad”._
Sobre esta y otras cosas había bromeado largamente en el porche tomando té
helado sin azúcar y comiendo tortillas saladas con salsa picosa.
Le hubiera gustado tener un platillo de esas en ese momento.

“Los fracasos van y vienen; son parte de la vida”_, papá predicaba,_”al
igual que los triunfos. No es el fracaso lo que te hace retroceder, hijo,
sino el miedo al fracaso”.
El hombre se esforzó por aplicar el concepto al hoy, golpeado y cansado una
vez más. El deseo a renunciar y huir desplegaba todos sus atractivos frente
a él, eran muchos los bufones e imitadores que interrumpían sus propios
loserismos, insultos y burlas.
“Te lo dijedeberías haber escuchado- así que escapa mientras puedas-
consigue un trabajo verdadero- ay, ay, ay…”

“Solo el MIEDO al fracaso…”
Ese era el mandato de papá.
“Eso es todo lo que es.”  El hombre luchó en su mente.  “He fracasado
muchas veces y qué. Quizás tenga éxito en la siguiente oportunidad. El
fracaso no es tan malo, a menos que haga que nunca más intentes nada. “_
El hombre miró a su alrededor, como para evocar la imagen de su padre, un
estremecimiento involuntario recorrió su espalda.
“Lo sé, lo sé”.   habló en voz alta.  “A veces me toma un minuto acordarme.”
Se irguió, levantó la barbilla y fijó la mirada en la foto del querido
anciano en la repisa de la chimenea.

“Lo sé”,repitió, “Lo sé”.

_Richeli_

Para Los Amigos–mande esta revista, absolutamente gratis, con un mensaje
personalizado. [1]Haga clic aqui.
Links:
1. *|FORWARD|*

-Citas Del Éxito-

Nunca recordamos a nadie por las veces que fracasaron, solo por las veces
que triunfaron.
_Thomas Edison_
La humildad, como la oscuridad, revela las luces del cielo.
Henry David Thoreau
_________________________________________________________________

-Puntos Claves-

Todos nos hemos caído, todos tenemos retos, nos lastimamos, a veces mas
duramente, a veces menos.

Algunas personas rapidamente se tiran a la cama, se esconden debajo de la
almohada y comen pastillas como caramelos. En contraste, otros siguen
luchando a pesar del sufrimiento o la angustia. Que es la diferencia? Como
puede ser que algunos repetidamente se levantan mientras otros siguen
tumbados?

Aquí va la buena noticia: como que todos tenemos problemas, también tenemos
muchos ejemplos de como sobrepasarlos. Aunque los problemas de cada quien
parecen ser singulares por ser el dolor unicamente nuestro, la realidad es
que en la otra esquina reside alguien que ya pasó por lo mismo.

A ver si les preguntamos–que hiciste? Cuanto te tardó? Que me recomiendas?
Las respuestas no nos van a quitar el dolor. Sin embargo, el mero hecho de
que otro ser humano lo sufrió y lo sobrevivió nos puede animar a que sigamos
batallando. A lo mejor nos ofrece una perspectiva nueva al problema. Incluso
puede ser que nazca una nueva amistad.

En este mundo donde dependemos los unos de los otros, nadie es una isla que
vive sola. Si nos hace falta un chaleco de salvavida, pidámoslo. Sin nos
toca ser la línea de salvavidas, seámosla. Cualquier que sea nuestra
situación, sigamos nadando. En unas pocas brazadas, llegaremos a la playa
soleada.

Incluya Su Comentario