Millas de millones

Posted by admin - 12/04/12 at 12:04 pm

El barco se deslizaba a solamente cinco millas por hora, el límite de
velocidad exigido dentro del puerto.
El canal descansaba plácidamente, solo 75 pies de ancho y una ligera
pero refrescante brisa le daba al aire una ligera frescura, un
recordatorio de que el invierno apenas se había despedido y que podría
reaparecer en escena para un bis.
Crucé los brazos y me resguardé bajo el parabrisas buscando refugio.

Hacia la izquierda y la derecha, canal tras canal se bifurcaban, cada
uno lleno de embarcaciones de recreo, un esporádico velero y grandes
buques de pesca.
Yo me maravillaba del tamaño de algunos de ellos, verdaderos
condominios flotantes con varios pisos, comedores cubiertos y al aire
libre, extensas cubiertas y puentes elevados.
“¿Quién vive aquí?” Me pregunté. “¿Por qué hicieron esta elección?

Sin juzgar, reflexione sobre la naturaleza de los humanos de
congregarse con aquellos de su misma clase.
Parece que gravitamos hacia aquellos que son más similares a nosotros,
que nos sentimos cómodos con lo familiar y queremos perpetuarlo.
Nos mudamos a los vecindarios apropiados y encontramos maneras de
guardas las apariencias, rara vez enfrentándonos al status quo,
satisfechos y establecidos en un orden creado totalmente por el hombre
que se hace tan natural que olvidamos que fuimos nosotros quienes lo
crearon.

Me pregunto con qué frecuencia intentamos dar un paso atrás y
contemplar un escenario diferente. ¿Qué pasaría si…?
Rellena los puntos suspensivos.  ¿Cómo me sentiría si mi mundo de
repente se hiciera…?  Rellena los puntos suspensivos.

El aislamiento me preocupa, aunque comprendo el instinto de protegerse
a sí mismo y rodearnos con elementos no amenazantes.  Aún así, algunas
veces parece tan pequeño, tan limitado, tan “lo de siempre”.

¿Cómo podemos expandirnos si nos apresuramos en volver a nuestros
capullos?
¿Estamos satisfechos con una visión del universo de acuerdo a la CNN o
las noticias del día?
¿Cuándo saltamos del sofá y vamos a explorarlo con nuestros propios
ojos?
¿Qué piezas de nuestra vida interior podríamos exponer entrando en
contacto (por lo menos visual) con aquellos que tienen perspectivas
diferentes e incluso contrarias?

Si nuestros sistemas de creencias se construyen con pequeños
cablecitos, colocados uno junto a otro, ¿no sería peligroso permitir
que los cables de soporte se formaran sin haber examinado antes
múltiples perspectivas?
¿Qué pasa si esperamos demasiado tiempo, hasta que el cable aumenta su
diámetro hasta un tamaño prácticamente imposible de romper, solo para
descubrir que nuestro tan-fijo punto de vista puede que sea defendible,
pero también nos causa mucho sufrimiento?
¿Entonces qué?

La mayoría de nosotros se mostraría reacio ante cualquier cambio,
rechazaría el concepto en favor de los patrones establecidos (elegiría
una infelicidad conocida por encima de adentrarse en la oscuridad con
todos sus riesgos percibidos). Comprensible pero aun así, no es una
solución a la difícil situación.

Observé a mi amigo pilotando la embarcación.
Él estaba sentado tranquilamente, señalando de vez en cuando lugares
conocidos.
El vivía aquí y verdaderamente lo disfrutaba.

Quizá sólo soy yo el que sufro de esta enfermedad de hacerse preguntas.
Quizá necesito reexaminar mi propia perspectiva.
¿Y si…?
Rellena los puntos suspensivos.

Richeli

¡Ve tan lejos como te alcance la vista!
T. S. Elliott

Cuando llegues allí, serás capaz de ver aun más lejos.
J. P. Morgan
__________________________________________________________________

Puntos Claves
Solo aquellos que se arriesgan a ir demasiado lejos pueden posiblemente
descubrir cómo de lejos uno puede llegar a ir.

No hay tráfico en la milla extra. La única diferencia entre ordinario y
extraordinario es el extra. El extra, lo que sea que eso es para ti,
está casi siempre fuera de tu zona de comfort.
Lo siento. Eso es como es, y explica muy bien el por qué tan pocos
logran tanto y tantos logran tan poco. Ese paso adelante en cualquier
zona percibida como peligrosa es sencillamente demasiado oscuro y
horripilante. Eso explica por qué solamente la juventud tiene la llave
para un cambio masivo en el futuro: ellos son los únicos con la
fortaleza interna para dar el salto.

¿Y si tú te quitarás mentalmente 20 o 30 años de tu edad cronológica y
te decidieras a actuar como si fueras joven en tus decisiones, al menos
por una temporada, incluso por un período pre-determinado de tiempo? ¿Y
si lo llevarás un paso más allá e hicierás un hábito de ir más allá?
¿Dónde podrías encontrar tu mentalidad si conscientemente te abrieras a
nuevas posibilidades? ¿Donde podría esto llevarte?

La próxima vez que te vayas a una estación de esquí, deslízate por la
nieve en un neumático de goma.  Cálzate unos patines de hielo. Monta a
caballo. Come alguna comida extraña. Habla con alguien que parezca
diferente o que hable con un acento peculiar. Haz algo inusual o que
resulte extraño para ti.
No tienes que caminar sobre cristales rotos o carbones encendidos…

Por otra parte, ¿quién sabe lo que podría suceder si lo hicieras?!?

2 Responses to “Millas de millones”

  1. G. Lopez says:
    Abril 20th, 2012 at 3:04 pm

    Muchas gracias por enviarme tu correo, que es muy interesante como siempre.

    Gracias tambien por haberme permitido verlo, escucharlo y SENTIRLO a Tony
    Robbins, del que lei algunos de sus libros.

    Tu eres tan bueno como él o tal vez mejor, solo que a ti te conocen menos.

    Te abraza, tu Amigo

  2. Veronica says:
    Abril 20th, 2012 at 3:05 pm

    Gracias, que tengas un día brillante….

Incluya Su Comentario