Nuevos Amigos!

Posted by admin - 22/05/12 at 11:05 am

Brian apareció brincando por la esquina con su habitual entusiasmo.  Yo
sonreí de oreja a oreja cuando le vi.  A la zaga, una mujer de Oklahoma
llamada Dusty, nos seguía el paso, con una brillante sonrisa y una
encantadora energía.  Nos encontramos, nos presentamos y comenzamos a
caminar hacia el restaurante para cenar.

Sin dudarlo, nos enzarzamos en una animada conversación, lanzándonos
ideas y conceptos entre nosotros, compartiendo pensamientos y
estudiando las posibilidades.  Me pregunté que creó ese espacio para
una conexión tan fuerte entre personas que apenas nos conocíamos.  La
respuesta me llegó rápidamente.  Sueños compartidos.

Como conferenciantes, todos nosotros compartíamos el sueño de tocar las
vidas de otros con nuestro mensaje.  Todos trabajábamos duro en abrir
nuestros corazones, prestar atención y examinábamos y buscábamos valor
que transmitir a través de nuestras palabras.  En el mundo de los
conferenciantes, muy pocos se aíslan o se esconden de sus camaradas.
En vez de eso, un entusiasta sentimiento de unión y colaboración marca
la mayoría de los encuentros.

Reflexioné sobre esto, también.  ¿Qué paso con esa vibración de todos
contra todos, la carrera hacia la cumbre, la feroz competitividad que
plaga brutalmente los negocios?  ¿Por qué no la veo aquí?

De nuevo, la respuesta me llegó rápidamente.  Porque eso jamás
funcionaría.  Nadie podría ponerse en pie sobre un escenario
propugnando valores de carácter e integridad, enseñando principios de
éxito o métodos para superar obstáculos sin contagiarse de sus propios
materiales ellos mismos. Por lo menos no por un período prolongado.

¿Qué nos dice esto?
¿Realmente hacemos lo que decimos?
¿Guían nuestras palabras nuestras acciones?

Por lo menos en cierto grado, la respuesta es un “sí” rotundo.
Nosotros, frágiles humanos, nos sentimos demasiado en conflicto con
nosotros mismos cuando decimos una cosa y hacemos otra de manera
continuada.  Nos persigue y nos atormenta, y levanta una insidiosa
agitación interna.
Causa desa-sosiego.

Por lo tanto, necesitamos prestar mucha atención a con quien pasamos el
tiempo, que aportes recibimos que dan forma a nuestras mentes y tocan
nuestros corazones.  Si nos juntamos con ladrones de tiendas,
aprendemos a como robar en tiendas.
Más dañino que el método, también creamos una mentalidad de ladrón, un
tomar sin contribuir, un falso “tener derecho”, una mentalidad de
perdedor que se filtra a todas las otras  actividades.  Peligroso y
aterrador.

Personalmente, yo elijo mis compañías cuidadosamente.  Quiero rodearme
de verdaderos amigos, aquellos que no se  avergüen-  zan de mis sueños
y reciben con gusto ayuda con los suyos propios, aquellos que celebran
los éxitos de otros y les ofrecen aliento en un momento bajo.  Quiero
relaciones ganar-ganar.

Eché un vistazo alrededor de la mesa y me sumergí en la  acalorada
discusión, el delicioso intercambio entre amigos que habían pasado
apenas poco más de una hora en compañía de los otros.  Me recordó, el
poco tiempo que necesitamos para hacer nuevos amigos.

Richeli

One Response to “Nuevos Amigos!”

  1. Maria Emelia says:
    Mayo 31st, 2012 at 10:27 am

    Gracias infinitas por tan maravilloso contenido de esas agrandes experiencias.
    Hace veintiún mi padre de la tierra falleció en un accidente, pero recuerdo
    cada cosa que me decía como si ayer me lo hubiera dicho y ud. me recordó algo
    que me decía: una manzana podrida arruinabatoda la canasta, por supuesto que en
    ese momento no entendía el contenido, hasta que ya fuícreciendo. Estoy muy
    agradecida que maravillosos seres compartan conmigo elementos queson
    esenciales para mi crecimiento. De dos años a la fecha soy una persona
    totalmente distintay es gracias a la ayuda como esta que forman parte de los
    tips que se requieren para mejorar.Bendiciones y abrazos llenos de gratitud.

Incluya Su Comentario